...hay una multitud de santos?

Por: Ma. Fernanda Q.

25 / Feb / 2012

¿Sabías qué hay una multitud de santos a quien puedes recurrir en tus necesidades?
JesúsA veces podemos sentirnos sin fuerzas, sentir que ya no tenemos la fortaleza espiritual que experimentamos en el pasado, que nuestro “pozo” se ha secado. Experimentamos el cansancio, la fatiga, los problemas del día a día, constatamos día a día nuestra miseria, nuestras imperfecciones, nos llevamos las manos a la cabeza y no sabemos qué hacer…

Pues bien, la respuesta es pedir un “préstamo” al  “banco de la gracia”. Cuando necesitamos dinero para iniciar un proyecto ordinariamente no contamos al inicio con capital alguno, pero sabemos que existe la posibilidad de pedir un préstamo. Pues igualmente, nos sabemos limitados, sin mérito alguno ante Dios, pero existe  una reserva de gracias, partiendo de los méritos infinitos que nos ganó Cristo en la cruz. Hay otros que han sabido valerse de ellos y han adquirido la vida eterna y nos alcanzan a nosotros la oportunidad de merecer; ellos son los santos.

Hoy más que nunca es necesario pedir la intercesión de los santos. Ellos ya gozan de Dios eternamente, han llegado a la meta, no sufren lo que nosotros sufrimos en esta tierra… aparte de gozar de Dios eternamente ¿entonces qué hacen los santos desde el cielo?

Los santos piden por nosotros, interceden ante Dios por nuestras necesidades. Solemos imaginar a los santos como personas intachables, que nacieron y murieron sin pasiones desordenadas, defectos de carácter, que vivieron en medio de una sociedad perfecta, sin conflictos, violencia, tensiones… pero eso no es real. Los santos fueron de carne y hueso, como tú y como yo, no ángeles. Conocen las penas y dificultades de esta tierra.

Como dice el padre Federico Lombardi S.I, portavoz vaticano "La Iglesia propone solemnemente en los santos modelos de vida cristiana, pero lo hace reconociendo aquello que el pueblo ya ha entendido: que ciertas personas encarnan el Evangelio con una ejemplaridad extraordinaria, y así se convierten para quienes los descubren en amigos espirituales, fantásticos guías para llegar al amor de Dios, a la fe, a la esperanza".

Últimamente la Iglesia ha celebrado numerosas canonizaciones tanto de seglares como de religiosos y ha crecido el interés por la vida de los santos. "Las canonizaciones son el reconocimiento que el espíritu de Dios sopla en personas comunes… y produce frutos de virtud que son fuente de consuelo y luz para muchísimos otros".

Es impresionante pensar que los santos desde el cielo, pueden estar a nuestro servicio de alguna manera, pues siguen haciendo el bien a esta tierra. "En la Iglesia todo lo demás está al servicio de los hombres y mujeres de cada país y condición para que puedan caminar hacia Dios sobre los caminos de la santidad", comenta el padre Federico Lombardi.

Es más, hoy en día podemos convivir con miles y miles de santos, estar rodeados de gente virtuosa, que reconoce su miseria pero que confía en Dios y sigue adelante, gente que sin saberlo está en camino de santidad y nos gana abundantes gracias a ti y a mí, aquí y ahora. "Algunos santos son reconocidos solemnemente; la gran mayoría no se hacen universalmente famosos, pero difunden igualmente entorno a ellos esperanza y amor. Esta es la cara más bella de la Iglesia" (padre Federico Lombardi, S.I).

Tienes problemas en tu matrimonio…acude a Santa Rita de Casia.
Tu hijo no quiere acercarse a la fe católica…pide a Santa Mónica que lloró tanto por San Agustín, que también  interceda por Él.
Tienes un carácter fuerte, tienes continuos roces con tus compañeros de trabajo…acude a San Pablo, una persona apasionada, a quien le costó dominar su carácter muchas veces.
Tienes fuertes tentaciones de fe y te cuesta abandonarte y confiar en la misericordia de Dios….pide a Santa Teresa de Lisieux que te ayude.

 La Iglesia es una familia. Tanto la Iglesia triunfante, militante y purgante camina siempre  junta hacia la patria celestial. Juntos, en familia, en comunidad, alcanzaremos el cielo. Al llegar allá constataremos como fue gracias a la ayuda de “esta” o “aquella” persona, que alcanzamos la meta.

Av. Ignacio Morones Prieto 791 pte.
San Pedro, Centro, Garza García, N.L.
Monterrey, México
info@virgenperegrina.org
+52 (81) 8338SKYPE.5960
  
¿Nuestro sitio te gustó o te ayudó a estar más cerca de María? ¡Compártelo!
REZA EL SANTO ROSARIO EN FAMILIA, DESCARGA NUESTRA APP
 
Virgen Peregrina de la Familia ©. 2022. | Aviso de privacidad | Auspiciado por el Movimiento Regnum Christi y los Legionarios de Cristo. Todos los derechos reservados.